El concepto de marketing es muy amplio y uno de los mayores errores es intentar abarcar todos sus aspectos a la vez sin diferenciar aquellos que son más adecuados para nuestra empresa. Los errores en las estrategias de marketing digital son muchos, la buena noticia es que podemos aprender de ellos y mejorar.

Aprendiendo lo qué no debemos hacer

Gracias a las experiencias de los demás podemos tomar nota de aquellas acciones que pueden perjudicar el buen ritmo de nuestra marca. Algunos de los errores más habituales dentro del mundo del marketing digital son:

  1. Falta de planificación: No se puede iniciar ninguna estrategia de marketing online sin hacer una investigación previa del mercado, sin definir unos objetivos SMART y sin conocer a nuestro público objetivo. Hacer las cosas de esta manera nos acercará más al fracaso que al éxito.
  2. Invertir en banners de publicidad: Se ha comprobado que esta forma de publicidad online cada vez está más obsoleta y que casi el 90% de los usuarios no hace clic sobre este tipo de anuncios.
  3. Carecer de paciencia: No hay que pretender obtener resultados de un día para otro. El marketing es un proceso que requiere de tiempo y esfuerzo. Jamás lograrás los resultados esperados al instante.
  4. Crear contenidos sin sentido: El marketing de contenidos puede ser muy efectivo si se cuentan con las herramientas necesarias. No obstante, un content marketing no bien entendido puede llevar a las empresas a perder tiempo y dinero por no estar correctamente orientado.

Otro de los errores más comunes de las marcas es creer que porque el producto sea bueno éste se va a vender solo. No. Las cosas han cambiado. Los consumidores disponen actualmente de un perfil que les caracteriza por ser más exigentes en cuanto al valor añadido y la experiencia de compra.

Falta de la automatización de los procesos

Este es otro de los errores de algunas empresas. Para llevar a cabo una buena estrategia de marketing online y no desesperar en el intento es necesario contar con un software especializado que nos permita automatizar algunas de las acciones incluidas dentro de nuestro plan de marketing.

Desconocer las oportunidades que nos ofrece la automatización de los procesos puede hacer que tengamos fallos en el planteamiento de nuestro negocio: mala logística, mala gestión del mercado, pobre atención al cliente, problemas con los proveedores, etc.

El marketing y la formación en tecnología

Es lógico que algunas pequeñas y medianas empresas se sientan abrumadas por la tremenda incursión de las nuevas tecnologías en su mercado. Es una realidad dura, pero es toda una realidad que no puede ser ignorada.

Cada empresa ha de ser consciente de sus capacidades y no por ello sumergirse en grandes campañas de marketing que acabarán devorándola. Encontrar el público objetivo, así como los canales por los que se mueven, es suficiente para ir empezando poco a poco a probar nuevas estrategias de marketing. El resto de metas a largo plazo irán saliendo a la luz poco a poco y según vaya siendo necesarias. Recuerda: «El que mucho abarca poco aprieta».