La teoría de “la gran ola” aboga por la idea de que es mejor trabajar juntos para llegar a lo más alto de forma duradera que trabajar solo y culminar la ola, pero por poco tiempo. El trabajo en equipo siempre ha sido ensalzado como una de las mejores cualidades de cualquier trabajador. Si eres emprendedor no debes olvidar esta idea.

¿Quieres surfear?

Hay personas que simplemente se conforman con nadar a contracorriente, agotando todos sus esfuerzos e ilusiones. Si eres emprendedor es mejor que surfees la ola y en compañía. Esta teoría reza que:

Hay dos tipos de personas.

  1. Las que quieren surfear solos una ola pequeña, que los ponga un poco más arriba y por delante de los demás aunque dure poco…
  2. Y aquellos que en lugar de querer aprovechar para sí solos esa ola intentan ayudar a otros a que suban, lo que aunque es más duro y arriesgado, hace que la ola crezca, sea más alta y dure más… y por tanto esa gran ola arrastre a más gente”.

Las startups están viviendo un estado de gloria en nuestro país, por lo que es el momento ideal para lanzarse a la aventura de crear tu propio negocio.

La solidaridad empresarial

En el mundo del emprendimiento no solo es importante saber trabajar en equipo, sino también ayudarse unos a otros. Hay personas que creen que es mejor pisar al de al lado para poder alcanzar el éxito. Sin embargo, solo se están tirando piedras contra su propio tejado.

La solidaridad empresarial se basa en:

  1. Involucrarse activamente: Los emprendedores que triunfan en los negocios lo hacen porque participan activamente en nutrir el ecosistema emprendedor colaborando con otras startups. Esto es lo que hace que no tengan que surfear la gran ola en solitario.
  2. Sé un abanderado: De tu marca, de tu empresa y de tu país. Las grandes cunas empresariales del mundo como Tel Aviv, son los mejores abanderados de su patria. En España tenemos la mala costumbre de pensar que lo de fuera siempre es mejor, cuando nuestra cultura y tradición han desarrollado productos y profesionales de primera calidad.

La importancia de saber vender

Cuando uno emprende gasta demasiada energía en querer vender lo que tiene demasiado rápido. No obstante, muchos emprendedores se olvidan de vender su talento. Es importante recordar que somos una idea hecha realidad, por lo que es fundamental venderla también.

Tus cualidades venden más que otra cosa. Haz tu propia marca personal antes de preocuparte por hacer caja. Quien confíe en ti confiará en lo que haces y se convertirá en un fiel cliente. No solo es importante tener muchos clientes sino también tenerlos buenos.

La gran ola del emprendimiento ya está instaurada en nuestro país. ¿Estás dispuesto a subirte a ella? Ten en cuenta que en España se encuentra una de las mayores comunidades de startups de Europa. No pierdas tu oportunidad y súmate al reto de los nuevos emprendedores con sentido común. Aprende de los errores de los demás y acércate a aquellos de los que puedas aprender.